Close

El tentmaking como estrategia de evangelismo

Foto por Juan Esparza

Es un gran desafío para la Iglesia de hoy formar a cada creyente para que tome su lugar en la misión de Dios

Por Mirka Peña

La visión de usar tu profesión para entrar a diferentes lugares y hablar a tus colegas de Jesús es la estrategia conocida globalmente como tentmaking, en español: “haciendo tiendas”.  

Sus principios básicos incluyen evangelizar como un estilo de vida, siendo el testimonio personal el mensaje más importante, el cual se expresa mediante una conducta íntegra y excelencia en el trabajo, además de cultivar relaciones profundas y auténticas, las cuales facilitan oportunidades para proclamar las buenas nuevas.  

El término “hacedor de tiendas” se le atribuye al apóstol Pablo, pues era el oficio por medio del cual se sustentaba, al mismo tiempo que continuaba con su misión. En Hechos 18:3 podemos leer: «y como era del mismo oficio, se quedó con ellos, y trabajaban juntos, pues el oficio de ellos era hacer tiendas».   

Entonces, el tentmaker o hacedor de tiendas es toda aquella persona que tiene el llamado de ver el lugar de trabajo como un campo para predicar el evangelio de Jesucristo, ya sea en su nación o en otro país.   

¿Por qué en el lugar de trabajo? 

Primero porque es la voluntad de Dios que su creación trabaje. La primera característica que se describe en el libro de Génesis acerca de Dios, es que Él trabajó y su función «en el principio» fue poner orden al gran caos encontrado. Enseguida, creó al humano a su imagen y semejanza para delegar la reproducción de Su materia prima. Desde el principio el Espíritu de Dios le dio vida al hombre y «fue un ser viviente» apto para trabajar (Génesis 2:7).

La idea del trabajo estuvo desde el inicio en el corazón de Dios. Cada día de la creación fue de gran labor y esto implica un llamado al hombre a trabajar, para darle honra y adoración a su Creador. 

Por otro lado, las verdades del evangelio que Jesús enseñaba a las multitudes, las compartía en parábolas e historias que exponían acciones de la vida diaria, pertinentes al trabajo que el pueblo conocía. Observamos que el trabajo crea oportunidades naturales para introducir el mensaje de Dios para el mundo.

También podemos ver varias historias de personajes de la Biblia, además de Pablo, que fueron de gran impacto e influencia en su lugar de trabajo. Algunos ejemplos son: José como administrador en Egipto, Nehemías como copero del rey de Persia, Débora como jueza en Canaán y Noemí como ama de casa.

Así que, trasladado a la actualidad, podemos decir que en cada empresa que haya un cristiano trabajando, ¡la Iglesia está presente! 

El  gran desafío de la Iglesia de hoy es formar a cada creyente para que tome su lugar en la misión de Dios y sean añadidos cada día los que han de ser salvos. 

Cada quien podrá responder al llamado del maestro al dejar sus redes y seguirle o al tomarlas y pescar con ellas. ¡Cuán glorioso es que cada cristiano entienda y atienda su llamado!

__

Mirka Peña es catalizadora de tentmakers del Movimiento Lausana.

El movimiento de Lausana tiene el propósito de vincular ideas e influenciadores para la misión mundial. Ha querido expresar su sentir para concienciar a cada creyente sobre la importancia de tener la visión del tentmaking como estrategia de evangelismo. Para más información, consulta:  Movimiento Lausana 

Tal vez también te interese leer:

Dios es más grande que un gigante    (Descubre por qué se hizo esta aseveración)

El mar y mi relación con Dios    (Analiza el nivel que tiene tu relación con Dios)

¿Contesta siembre Dios las oraciones?   (Indaga la respuesta)

El secreto de la paz de Dios    (Esta historia te aclara más sobre la paz de Dios)

Los avisos de Dios   (Descubre cómo Dios está siempre presente)

Platiqué con Dios    (Lee esta conversación y disfrútala)

Los misteriosos caminos de Dios   (Dios está en nuestras relaciones)

Mi encuentro personal con el Dios de los milagros     (Esta historia nos da ánimo)

Fe en las promesa de Dios     (Aquí vemos la fidelidad de Dios)

Sé lo que Dios soñó que fueras     (Si aún no te animas, lee este artículo)

El lugar de Dios     (¿Cuál es ese lugar? Indágalo en este artículo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *